Diferencias helados artesanalesNo siempre somos capaces de distinguir un producto de calidad de uno que no lo es y, aunque incluso no siendo de calidad algunos productos nos gusten, es importante saber de qué están compuestos y cómo se han elaborado los alimentos que nos llevamos a la boca. En este post, os hablaremos de las diferencias entre un helado artesanal y uno industrial.

MATERIAS PRIMAS

El helado artesanal se elabora con materias primas de calidad como la leche y la nata, además de productos para dar sabor como frutas, chocolate, etc.

En los helados industriales, aunque debemos puntualizar que los hay de distintas calidades, se suelen sustituir estos productos por otros que permiten una fabricación a un coste menor y con un mayor tiempo de conservación, como son las esencias o saborizantes, en vez de frutas u otros ingredientes naturales, solido lácteo en vez de leche y grasa de coco como sustituto de la nata, colorantes, etc.

ELABORACIÓN

Mientras que en la elaboración artesanal se crea una receta distinta, con cantidades e ingredientes adecuados para cada sabor, en la industrial se crea una misma base para todos los helados, a la que luego se incorporan los saborizantes y se “decora” con trozos de frutas, chocolate o aquello a lo que haga referencia el sabor.

Pero la diferencia más destacable de la elaboración es la incorporación de aire que, según el país de fabricación, puede llegar hasta un 170%, con lo que se saca un gran rendimiento del producto pero, por supuesto, una menor calidad.

¿Y CÓMO LOS DIFERENCIAMOS?

Hay algunos detalles que nos ayudarán a diferenciar un helado artesanal de uno industrial. Por ejemplo, el artesanal es más cremoso y se derrite más rápido, ya que el industrial posee más azúcares y grasas, lo que también hace que a veces notemos una textura arenosa.

Y, por último, atención si notáis pedacitos de hielo en vuestro helado, eso significará que ha tenido una mala conservación y se ha roto la cadena de frío.