gestión heladeríaLos primero pasos para crear un negocio, como es la heladería, son los más difíciles, encontrar un local adecuado en la mejor ubicación, un buen proveedor de calidad, vitrinas, una buena decoración y, por supuesto, los trabajadores. Pero una vez que tenemos lo imprescindible, hay otros aspectos, no menos importantes, que pueden ayudarnos a hacer crecer nuestro negocio y diferenciarnos de la competencia. Os vamos a contar algunos de ellos:

LA APARIENCIA, SÍ IMPORTA

Decir que es fundamental cuidar la imagen parece algo obvio pero, en muchas ocasiones, hay cosas a las que no le damos importancia y pueden influir mucho en la imagen que proyectamos. Por ejemplo, colocar un cartel a mano o con una tipografía o imagen distinta a la corporativa, puede transmitir poca seriedad o improvisación, mientras que una comunicación uniforme y corporativa denota profesionalidad y cuidado por los detalles.

Y lo mismo ocurre con la presentación de los helados, una oferta variada y bien presentada es el mejor reclamo, nadie puede resistirse al atractivo de un buen helado.

CONOCIMIENTO DEL PRODUCTO

Servir un helado es algo sencillo y que puede hacer casi cualquiera pero, si vamos a estar detrás de un mostrador, debemos saber atender las peticiones y consultas de nuestros clientes. Antes de servir tu primer helado, te aconsejo que hagas una visita al obrador y te informes de todo lo relacionado con el producto que vas a vender: materias primas, proceso de elaboración, diferencias entre unos tipos de helado y otros, alérgenos, etc. Una atención profesional y amable hará que el cliente vuelva.

VE MÁS ALLÁ DE LA HELADERÍA

Hoy en día, las nuevas tecnologías han cambiado la relación de las empresas con sus clientes, ahora la comunicación es directa y personal y los clientes encuentran en las redes sociales como, Facebook o Twitter, una vía más de contacto. ¡Aprovéchalas! Informa, promociona, comenta y conviértete en una empresa a seguir.