catar helado artesanalSi queremos saber diferenciar un buen helado de uno no tan bueno, es importante aprender lo que debemos tener en cuenta a la hora de catarlos, para saber diferenciar aquellas características que nos indican que nos encontramos ante un producto de calidad.

 

PASO 1. PREPARAMOS LA CATA

Siempre que realicemos una cata debemos evitar en la medida de lo posible cualquier agente externo que interceda en la apreciación del producto. Por ejemplo, es importante que los asistentes eviten los perfumes, ya que podrían alterar la percepción del olor. También debemos elegir una la iluminación adecuada y utilizar para la cata los utensilios correctos, en el caso del helado, una cuchara metálica.

Es conveniente que saquemos el helado del congelador a temperatura ambiente unos 5 minutos antes de comenzar.

PASO 2. OBSERVAMOS

Fusión. Lo primero que nos permitirá comprobar que un helado es de calidad es su forma de derretirse, su fusión. Si en la elaboración se ha utilizado un exceso de agua, se percibirá una separación de líquido, mientras que si se ha hecho correctamente permanecerá homogéneo.

Color e ingredientes. También debemos valorar que el color sea agradable, que se relacione con el sabor que hemos elegido y tenga la cantidad correcta de toppings, ni pocos ni demasiados.

Corte. Realizaremos un corte de arriba a abajo en helado para ver si la homogeneidad se mantiene en el interior y también la cantidad adecuada de toppings.

PASO 3. PROBAMOS

A la hora de probar el helado, debemos llevarnos la cuchara a la boca colocándola del revés para evitar que roce nuestro paladar y altere nuestra percepción. Haremos que el helado recorra toda la boca y descartaremos la primera muestra, ya que es en la segunda, al tragarla, cuando apreciaremos realmente su sabor. Por último, valoraremos el retrogusto.

Sabor y textura. En boca comprobaremos la cremosidad del helado y su textura, si ésta es arenosa, estaremos ante un helado mal elaborado. Además, debemos poder apreciar el sabor y el aroma del ingrediente que se ha utilizado.

El último requisito que debe cumplir un buen helado es no dejar sensación de pesadez al terminar de comerlo. Si usted está frente a un helado que cumple con todos estos parámetros, ya sólo le queda disfrutarlo.